jueves, 20 de marzo de 2014

Reflexiones sobre el Discurso y primeras aproximaciones al AD

Discurso
Noción que se encontraba ya en uso en   la filosofía clásica, donde al conocimiento discursivo por concatenación de razones se le oponía el conocimiento intuitivo. Su valor estaba entonces próximo al del logos griego. Dominique  Maingueneau

En lingüística, esta noción experimentó su desarrollo fulgurante con la declinación del estructuralismo y el ascenso de las corrientes pragmáticas. Patrick Charaudeau

Perspectivas lingüísticas
Discurso versus oración: El discurso constituye una unidad lingüística formada por una sucesión de oraciones. En esta   acepción, se habla de ‘análisis del discurso’ y algunos hablan de ‘gramática del discurso’; se prefiere hoy hablar de ‘lingüística textual’.
Discurso versus texto. El discurso es concebido como la inclusión de un texto   en su contexto (condiciones de producción y de recepción).


Discurso versus Lengua: La lengua definida como sistema de valores virtuales  se opone al discurso, al usar de la lengua en un contexto particular que filtra estos      valores y puede suscitar otros nuevos. Estamos muy cerca de la oposición saussuriana lengua / habla.
En E. Benveniste, ‘discurso’ está próximo a ‘enunciación’ es ‘la lengua en tanto asumida por el hombre que habla y, en la condición  de intersubjetividad, la única que hace posible la comunicación lingüísticas

Discurso versus enunciado.
Esta distinción permite oponer dos modos de aprehensión de las unidades transoracionales: como unidad lingüística (enunciado)y como huella de un acto de comunicación socio-históricamente determinado.

Discurso versus enunciado.
 Esta oposición sirvió en Francia pare atribuir al análisis del discurso un punto de vista especifico: ‘Una mirada sobre un texto desde el punto de vista de su estructuración “en lengua" hace de él un enunciado: un estudio lingüístico de las condiciones de producción de este texto hará de él un discurso.

La mirada filosófica
Foucault encuentra que el ‘discurso’, al que se suele entender como mero «medio» de comunicación, como simple transmisor de información desde el autor hacia el público, supone en realidad una noción material, que el mismo discurso es  ya información que no es un mero transmisor sino que su producción   está complejamente regulada de     acuerdo a ciertos intereses. Michel   Foucault


El objeto del discurso no es el simple mensaje que el autor quiso lanzar, sino   que todo el proceso discursivo (incluyendo figuras tan «naturales» como la del propio ‘autor’) está lleno de implicaciones y de formalizaciones concretas de las relaciones saber–poder, para nada naturales sino que responden a determinados intereses concretos que tratan de «ocultarse» tras esa aparente «ingenuidad», «inocencia» de todo ‘discurso’ en tanto que realidad material.

De Foucault al Análisis Crítico del Discurso
El  discurso -el uso del lenguaje en el habla y en la escritura-  es una forma de "práctica social".
El hecho de describir el discurso como práctica social sugiere una relación dialéctica entre un suceso discursivo particular y las situaciones, instituciones y    estructuras sociales que lo enmarcan.
Una relación dialéctica es siempre bidireccional: el suceso discursivo esta moldeado por las situaciones, instituciones y estructuras sociales, pero a su vez les da forma.
Norman Fairclough / Ruth Wodak

Otra manera de expresar este fenómeno es decir que lo social moldea el discurso pero que este, a su vez, constituye lo social: constituye las situaciones, los objetos de conocimiento, la identidad social de las personas y las relaciones de estas y de los  grupos entre sí.
Las constituye en el sentido de que constituye a sustentar y reproducir el statu quo social, y también en el sentido de que contribuye a transformarlo.
Norman Fairclough / Ruth Wodak

Debido a la importancia de la influencia social del discurso, éste plantea importantes cuestiones relativas al poder.
Las prácticas discursivas pueden tener efectos ideológicos de peso; es decir, pueden ayudar a producir y reproducir relaciones de poder desiguales entre (por  ejemplo) las clases sociales, las mujeres y  los hombres, las mayorías y las minorías culturales o étnicas, por, medio de la manera como representan los objetos y sitúan a las personas.
Norman Fairclough / Ruth Wodak

La mirada semiológica
Un discurso es la materia investida de sentido.
La noción de discurso designa todo fenómeno de manifestación espacio- temporal del sentido, cualquiera sea el soporte significante: no se limita, pues, a la materia significante del lenguaje propiamente dicho.
El sentido se manifiesta siempre como investido en una materia, bajo la forma de un producto que remite siempre a un trabajo social de producción: “la producción social del sentido“.
Eliseo Verón

La semiosis de los discursos sociales (el sistema de producción de sentido) se relaciona con lo ideológico y con el poder e implica las condiciones de producción (CP), de circulación (CC) y de reconocimiento (CR).
El sentido se construye en el cruce de estos elementos constitutivos.

Eliseo Verón

No hay comentarios:

Publicar un comentario